Noticias

Ángela Cuadra > No sé que hay en mi fogata

  • 28-septiembre-201628/09/16

[Exposición individual]


No sé qué hay en mi fogata, pero creo que es un gigante o algo…

Homesession > Programa INVITED < C/ Creu dels Molers, 15 local. Barcelona ES

29 de septiembre – 2 de octubre 2016

Programa paralelo Barcelona Gallery Weekend

 + info www.barcelonagalleryweekend.com


* * * * * * * * * * * * * * * * * *

* * * * * *

Para su intervención en Homesession, Ángela Cuadra ha llevado a cabo una obra pensada y elaborada con sus hijos pequeños que se completa, posteriormente con su ubicación en sala, con la acción del público. La idea parte de desarrollar una serie de objetos con los que los asistentes puedan jugar, de modo que cada espectador sea invitado a elaborar su propio relato de la exposición; en otras palabras, Cuadra quiere introducir el juego en el espacio expositivo como estrategia para desarrollar una pluralidad de experiencia en base a unos mismos elementos.

El dispositivo que se presenta en esta sala es sencillo y queridamente abierto con el objeto de dar pie a un diálogo abierto y sin imposturas ni barnices artísticos sobre la condición real de los artistas con hijos, sus vicisitudes, encuentros y desencuentros, algo que incite a la gente a hablar y no quede como un dispositivo formal unidireccional. Para ello, la artista se vale principalmente de dos piezas: por un lado, un mural con los dibujos de Victor (7 años) y Kaori (4 años) de este verano, y por otro la formalización de un dibujo de su hijo mayor con la intención de materializar algo que saliera directamente de las obsesiones infantiles, muchas veces más prosaicas que las idealizaciones que proyectamos sobre ellos, pero no por ello menos intensas.

Ángela Cuadra es una inconformista que se enfrenta a la crisis mediante sus proyectos artísticos. Éstos giran en torno a las tensiones que surgen de la contraposición entre lo natural y lo artificial, lo público y lo privado; además, organiza exposiciones y veladas culturales en su propia casa como respuesta a la crisis actual. Así pues, Cuadra trabaja tanto en la creación de su obra como en su puesta en escena; para ello, habitualmente toma material preexistente que ya tenga una carga semántica, una historia, una significación, para dotarlo de un nuevo sentido a través de su reelaboración y su muestra. En este sentido, sus propuestas se enmarcan en gran medida dentro de la linea que propone Homesession, que acoge a artistas en residencia estableciendo así una dialéctica –cada vez distinta– entre el espacio habiacional, creativo y expositivo.

En sus primeros trabajos, Ángela Cuadra parte del interés por el arte público y va evolucionando hacia su polo opuesto: un entorno más íntimo y personal enmarcado dentro del ámbito privado, trasladando el lenguaje de los medios de comunicación como modo de expresión en la intimidad. Según María Wills, el uso de la “casa como ámbito de actuación artística es una constante de la artista, que se sirve de los elementos de la vida cotidiana con fuerte valor doméstico”. Así, Cuadra se repliega a la casa como ámbito de actuación artística y se sirve de elementos de la vida cotidiana con fuerte valor doméstico, utilizando también el potencial simbólico de la casa, y trata de articular un discurso en torno a la domesticidad y sus implicaciones semánticas, así como su contrario, lo contestatario, lo que no se deja domesticar. Como ella misma explicó en 2015, “lo que más me interesa es la posibilidad de trabajar en un espacio que no sea puramente artístico”.




 

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!