Exposiciones

Ejercicios topológicos – Juan Duque, Nicolás Lamas, Alexandra Colmenares

  • 10 septiembre - 26 noviembre9/09/16
  • Juan Duque. The Walker, 2016
  • Nicolás Lamas. Stop Motion 2, 2016
  • Alexandra Colmenares. The instrument, 2016
  • Juan Duque. Sin título, 2016
  • Juan Duque. Yourself = Surrounded = Myself, 2016
  • Alexandra Colmenares. El hecho es invisible pero sucede, 2016
  • Nicolás Lamas. Dialogue table #2, 2016
  • Alexandra Colmenares. El viento nunca sopla en línea recta, 2016
  • Juan Duque. de la serie Sin título, 2016

Ejercicios Topológicos

 

Para lanzar de manera correcta un boomerang y lograr su retorno se requiere tener presente condiciones externas tales como la dirección del viento, el tipo de terreno, las características físicas del instrumento, pero sobre todo una técnica de lanzamiento  que se traduce en movimientos corporales específicos. Una gestualidad que nos evidencia las estrechas relaciones que se establecen entre cuerpo, herramienta, espacio, tiempo y energía empleados.

En el caso del boomerang como arma de cacería, la mirada y anticipación del objetivo en el espacio es fundamental, dando pie a una mirada tangencial, lo cual requiere apuntar a ese espacio donde aún no está la presa pero sabemos que aparecerá dentro del elipse que trace el instrumento durante un vuelo calculado en una trayectoria imaginaria previa a la acción.

Tomando esto como referencia inicial, Juan Duque, Nicolás Lamas y Alexandra Colmenares, plantean una serie de cuestionamientos que parten de procesos artísticos distintos entre sí pero que combinan particularidades comunes. De este modo, el trabajo de cada uno de ellos, puede ser entendido como un lanzamiento de ideas que mas allá de dar sobre un objetivo claro o definido, estas vuelven a su punto de partida para ser reutilizadas una y otra vez como una herramienta cognitiva que se mantiene constantemente activa.

Los tres artistas proponen un grupo de piezas donde gestos y acciones especulativas han sido claves para generar preguntas sin respuestas definitivas, construyendo así, una serie de ideas que se transforman y contaminan constantemente entre sí, relativizando su autonomía. Cada artista mira hacia su propia línea de horizonte -tomando como puntos de referencia- intereses particulares pero que encuentran una condición de diálogo continuo dentro del contexto de la galería, transformando así sus planteamientos iniciales a través del entrecruzamiento de objetos, imágenes, cuerpos y lenguajes. Estos conviven en un nuevo espacio, estableciendo un sistema complejo de relaciones que reconfiguran su propia naturaleza para establecer una serie de ejercicios topológicos que funcionan no solo de modo independiente sino también como un conjunto articulado.

Hay una condición espacial y temporal que está presente en la mayoría de los trabajos expuestos que es importante señalar. Ya sea a través del dibujo, la fotografía, la escultura o el performance, diferentes dinámicas procesales se hacen presentes en distintos niveles. Es esta condicion de fluidez, extensión y continuidad transformativa propia de la topología la que establece un hilo conductor entre las piezas. De este modo, múltiples preguntas parecen poner énfasis en las cualidades que atribuimos a los objetos que nos rodean y a sus posibilidades de transformacion y continuidad dentro de un entorno impredecible y en constante cambio. De igual manera se evidencia una preocupación por dirigir la mirada hacia el espacio escondido que se genera entre cuerpos y objetos, esa dimensión intersticial habitada por gestos y por el contacto entre las cosas. Ese punto de encuentro entre elementos heterogéneos que transforma su propia estructura a través de trazos y huellas impresas que evidencian que los cuerpos y las cosas se tocan y necesitan para existir en otros estados y niveles de entendimiento.

Para lanzar correctamente un boomerang. Latamuda 08.11.2016


This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!